Más Rol japonés: White Knight Chronicles II

Pues bueno, ahora nos centramos otra vez, como pesaditos que somos, en un nuevo juego de rol al que le hemos hincado el diente de nombre White Knight Chronicles 2. Y esta vez rol japonés. Y es que aquí nos gusta el rol, occidental u oriental, y ya os advertimos que en los próximos meses nos vamos a hinchar de rol en este blog.

El primer White Knight Chronicles era un más que agradable juego de rol japonés. Sí, era más fácil que hacer una O con un canuto pero eso no quitaba su toque añejo y clásico. Lo dejo claro por si alguien tiene dudas: en nuestra opinión personal es un juego que nos encantó. No digo que no hay quien lo pueda poner en duda, y además con razón, por diferentes motivos, como es la ya nombrada facilidad y las texturas horrorosas con las que contaba (independientemente del estilo colorido global). Pero insisto: sin entrar en tecnicismos, sino en el gusto personal, nos gustó mucho. Juego típico de rol japonés con un reino atacado, invocaciones, buenos y espectaculares videos, poblados, exploración, misiones secundarias, diseños muy buenos y excelente música. Nada que ver con la decepción de Final Fantasy XIII, que había encontrando en nuestra opinión una jugabilidad que aunaba lo antiguo y lo nuevo, pero que no estaba acompañado por buena música, historia o juego (y en 360 ni siquiera se salvaban los videos en low resolution).

La versión de White Knight Chronicles 2 en Occidente trae la primera parte del juego (remasterizado, lo que sea que signifique eso en un juego que tiene apenas 2 años). Si jugamos desde el principio continuaremos la historia como si fuese una continuación de un capítulo a otro. Si optamos por empezar por el 2 (si importamos nuestra partida empezaremos en nivel 35), habrá un resumen y empezaremos el juego normalmente.

Hay una cosa en el que este juego de rol que se sale de lo común en el rol japonés: las armaduras que se compren cambian el aspecto de tu personaje y se puede crear un personaje personalizado (pelo, cara, etc.) desde cero. Sí, amigos, quitando la saga Souls no es algo normal en un juego de rol japonés. Es cierto que el personaje que creamos es una especie de cero a la izquierda (siempre al fondo, allí callado), y no tan bueno como los “dados” por el juego, pero lo de permitirte hacerlo y lo de las armaduras, lo entronca directamente con los títulos más modernos y, en el caso del rol occidental, con el rol de toda la vida.

El sistema de combate es en tiempo real, esto es, que no se parte la pantalla ni salimos como en Tales of a otro lugar para luchar. El sistema es el siguiente: si vemos un enemigo y está dentro de nuestra distancia pulsamos X, y se desplegará un menú de órdenes. Tenemos varias filas de comandos (fila 1, fila 2, etc.,) y a cada una le podemos ir poniendo los ataques y magias aprendidos. Así para elegir uno u otro damos arriba o abajo y nos colocamos, pongamos como ejemplo, en la fila 3. Ahora le damos a izquierda y derecha y elegimos, por ejemplo, curación. Y listo. La magia tardará en cargar según el nivel y ahora ya podemos pulsar X y la soltará. Así vale también para equipar y utilizar objetos in-game. Sólo manejamos a un personaje, pero podemos lógicamente cambiar entre ellos. Cuando acumules daño podremos invocar al personaje que da nombre al juego: el caballero blanco, el cual parece un mecha y da hostias como panes. Los demás personajes no se van, ojo. El caballero blanco será automáticamente invocado en ciertos combates contra jefes que también tienen su propio caballero. Incluso tendremos compañeros que también podrán invocar. Lo normal, no obstante, es sólo nuestra invocación.

¿Cómo es el árbol de mejoras, cosa importante en un juego de rol? Es una especie de ruleta dividida en Arma corta, Magia, etc., y que según vayas repartiendo los puntos, se va yendo la tendencia de tu personaje a uno u otro punto (visualmente se ve muy claro en dicha pantalla de habilidades). Es sencillo pero bastante efectista, mezcla entre las propuestas más modernas y confusas para el más tradicional (Final Fantasy o Skyrim) o las más clásicas “sin calentamiento de cabeza” (reparto de puntos tipo Dark Souls o Baldur´s Gate). Dentro de cada sección de armas citada hay ataques específicos para ellas, dejando inútil el controlar tal o cual arma. Es decir, si ahora te da por poner armas largas y has estado aprendiendo ataques con la corta, no tendrás nada con qué atacar. Además, tendremos que ir desbloqueando habilidades y versiones cada vez más poderosas de las magias. Esto, como siempre, se explica en el juego y es mejor y más fácil verlo que leerlo.

Técnicamente posee gráficos que han ganado definición con respecto a su primera parte, pero que tienen unos efectos y texturas pobrísimos. No es ningún horror, ni mucho menos, pero es sin duda nada sorprendente. Lo que sí sorprende son sus videos renderizados y algunas localizaciones afortunadas. Y es que este White Knight viene acompañado por una serie de videos realmente excelentes y que, salvando las distancias con la espectacular producción de Square-Enix, no tiene nada que envidiarle. El punto de vista sonoro también tiene esta dualidad: por un lado un excelente doblaje al inglés, subtítulos bien grandes y definidos y toda una serie de memorables melodías. Pero por otro lado no se pueden elegir voces en japonés y los efectos sonoros (andar, espadas, etc.,) son muy irregulares.

Lo interesante que aporta también este juego, al igual que su primera parte, es que está enfocado en estilo MMO, con una tablilla en la parte izquierda en la que nos dicen las acciones, activación de chat de texto y posibilidad de pasárselo cooperativo online con hasta 6 jugadores, incluyendo personalización de partidas y compras y ventas de objetos únicos. Este aspecto, como en su primera parte, no lo hemos tratado mucho, pero no deja de ser un plus para jugarlo (en su primera parte, al menos, se creó una interesante comunidad de jugadores alrededor de esta experiencia).

Por lo tanto nosotros lo recomendamos para todo amante del rol japonés más clásico o que quiera salirse de las sagas de siempre, pues es un juego excelentemente presentado (desde el punto de vista de la producción, incluso incluyendo su primera parte), largo (más que el primero), cooperativo online, pero que peca de ser lineal, muy fácil y difícil de conseguir (descatalogado y a 50€ si lo encuentras).

A nosotros nos gusta, nos divierte, y como sobre gustos no hay nada escrito… (mentira, sí hay escrito, vosotros nos entendéis xD).

NOTA: Se nos ha olvidado comentar una cosa importantísima: el juego, en una parte muy a tener en cuenta, repite escenarios y personajes de su primera parte (aparte de melodías), con lo que la sensación de estar ante una expansión gigantesca más que otro juego en sí es más que evidente. Avisados quedáis.

Anuncios

1 Response to “Más Rol japonés: White Knight Chronicles II”



  1. 1 Sabor añejo by Ghibli | Frikadasmil Blog Trackback en junio 16, 2013 en 6:28 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: