LBP 2: Pequeño gran mundo

Por fin, tras casi un año desde que salió, hemos podido jugar por estos lares a Little Big Planet 2, la continuación de esa joyita del mismo nombre que fue su primera parte. Un derroche de imaginación y de libertad, ahora más y mejor. El mundo de Sackboy.

Little Big Planet fue para los de este blog un juego de esos de chorradas que salen de vez en cuando dirigido a una comunidad de fans y poco más. Sin embargo, pasando el tiempo, ávidos de un juego de plataformas y aburridos decidimos probarlo. Y para nuestra sorpresa nos encantó, era sin duda uno de los juegos del año, un juego con infinidad de posibilidades y de horas, de imaginación, de compartir con la comunidad tus creaciones. Y a pesar de que es el editor y el multijugador la vida del juego, hemos de reconocer que disfrutamos del modo historia, con fases excelentemente diseñadas con monstruos y jefes finales muy originales. Y ya no digamos el personajillo principal, el Sackboy, un muñeco de trapo que se puede personalizar hasta el absurdo (con gafas, trajes, bigotes, complementos, colorines, imitando a personajes famosos, a personajes de videojuegos, etc.) y que se ha convertido por méritos propios en una mascota oficiosa de Playstation 3.

Es por ello que este juego lo esperábamos con ganas, aunque no hasta el punto de gastarnos la friolera de 71,95€, precio de salida. Así que ahora que hemos podido conseguirlo por poco más de 15€ es cuando le estamos dando caña. Y era lo esperado: más de todo y mejor.

Gráficamente no parece haber cambiado mucho, lo que da la sensación de expansión más que de juego completo (y no es así). Las ventas, por otro lado, son excelentes (hablamos de millones vendidos, literalmente), así que en ese aspecto la gente parece haberles dado la razón a los creadores. ¿Y quiénes son sus creadores? Pues hasta su primera parte nadie. Tengo entendido que son personal ex de Lionhead Studios, y parece que el halo de originalidad de Peter Molyneux (o al menos el que tenía, que ahora sólo saca Fables), caló en ellos. Y todo lo de la primera parte, todo los objetos que desbloqueaste, creaste o compraste están disponibles. Que aprendan otros que aparte de no originales son unos sacacuartos.

El modo historia se basa en La Alianza, una organización que está combatiendo a un ser maligno y cuyo líder, Larry DaVinci (mofa de DaVinci), un personaje de cartón con barbas estrafalarias hechas de recortes de periódico, nos ficha como agente. Este modo historia, que es largo y tiene su gracia, es una explicación de todas las novedades, aunque ya decimos que no es una sucesión de gilipolleces, sino que tiene una historia. También hay por ahí minijuegos y combates multijugador (que se pueden jugar online, con un amigo o más solo que la una).

Jugablemente aporta nuevas chorraditas muy divertidas como pueden ser el agua para bucear, el gancho para agarrarte a sitios, pistolas de pintura, pistolas creadoras de objetos, montarse en todo tipo de aparatos, y un largo etcétera. Destaca el Sackbot, que son enemigos con inteligencia artificial. Pero lo siento: mi preferida son montarse en animalitos. Qué queréis que os diga: me mola el conejo cabezón xD (ved videos para esta afirmación absurda o la foto que ilustra esta entrada). Eso sí, el control del Sackboy es igual. Pero igual, igual, nada nuevo. Y algunos se quejan, pues ciertamente no salta a veces como debiera, dejándote vendido en muchas ocasiones. Me recuerda al Sonic moderno de Sonic Generations, que da un saltito si pulsas salto, pero para que salte de verdad hay que apretar el botón como un cateto. Pero nada grave.

El editor es algo más sencillo y ya no se centra tanto en el personaje sino también en los objetos (se pueden simular juegos de lucha, shooters, marcianitos…). A destacar el poder crear música. Desconozco todavía al cien por cien qué puede ofrecer este editor (no le he metido mucha mano) pero tiene que estar muy bien. Hombre, no te vas a poner a hacer una composición a lo Shostakovich pero seguramente estará perfecto para lo que se busca. También se pueden grabar cinemáticas para contar una historia o introducción, etc. De verdad, no vamos a hablar de todo esto aquí, porque aparte de que no somos una revista y es una continuación de la primera parte, las posibilidades son brutales y complejas. Eso sí, todo más fácil gracias al controlinador (o algo así), que no hace que sean las construcciones de los escenarios tan artesanales como antes. Lo único malo es la sección de tienda, donde si quitamos contenido gratuito, te meten sablazos de todo tipo, como comprar un traje completo (de un personaje de película o videojuego cualquiera) y te cobran 5€. Un poco timo, pero eso sí, están muy bien hechos.

En definitiva, un juego excelentemente presentado (doblado y traducido al castellano, con edición normal y coleccionista), largo larguísimo, compatible con Move y muy completo y variado. Y a precio reducido. No creo que haya “má que desir”, como decía Schuster.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: