Halo Anniversary: el Jefe celebra su cumple

Ya está aquí el Halo que celebra el décimo aniversario de la saga, empezada allá por el año 2001. Ya ha pasado una década desde que salió este shooter que introdujo por fin, a machaca martillo, el online en el mundo consolero. Bienvenidos a lo más parecido a una mascota para Microsoft. Cómo pasa el tiempo…

En los tiempos en los que para tener una consola había que tener una mascota, Microsoft presentó a Halo. Sorprendió por sus gráficos, su historia trabajada y que buscase adrede y aposta un modo online (y de pago, nada más y nada menos). Y funcionó.

Pero antes de seguir, vamos a contaros nuestra historia con esta saga: Halo Combat Evolved no lo jugamos en Xbox porque no teníamos Xbox. Lo que hicimos fue instalar en PC una demo que venía en una Micromanía. Jugamos los primeros minutos medio a tirones y sin terminar la demo (primera fase) y no volvimos a pensar más en él (en aquella época teníamos cosas increíbles en PC y pasó ante nuestros ojos sin pena ni gloria). Después, cuando conseguimos la Xbox 360 en Mayo de 2006 nos dijimos “¿por qué no jugar al tan cacareado Halo 2?”. Y la verdad es que nos encantó: una gran historia, dos personajes, buenos gráficos, excelente control y buena música. Para nosotros, una obra maestra de los shooter. Y desde entonces todos los Halo los catamos. Después esperamos con ansia Halo 3, que nos decepcionó gráficamente y no nos pareció tan redondo como el 2. El ODST era una buena idea (distintos puntos de vista) y el Reach, un gran juego, pero tampoco entendimos cómo muchas revistas le dieron un 10. Eso sí, los online de todos ellos y el cooperativo, como siempre, cojonudos.

La saga Halo, también, no lo olvidemos, es un negocio redondo: más de 43 millones de juegos vendidos entre Halo Combat Evolved, Halo 2, Halo 3, Halo 3 ODST, Halo Wars y Halo Reach (sin contar su descarga digital, sus DLC, sus versiones de PC o su Halo Anniversary que todavía no tiene cifras). Sagas que nacieron para destronarle, como la famosa Killzone, ni siquiera con todos los juegos de la saga juntos llegan a lo que vendió sólo la primera parte de Halo. Sé que es injusto hablar de cifras (Killzone 2, Killzone 3 y Killzone Liberation son en nuestra opinión, en el modo campaña, mejores que Halo Wars, Halo 3 o Reach, por ejemplo), pero es que hablar de Halo y no hablar de cifras, es como hablar de Avatar o de la saga Call of Duty y no hacer hincapié en que son fenómenos globales, de masas, más allá de un mero producto para convertirse en un negocio en sí mismos, independientemente de la opinión que tengamos de ellos. Un símbolo de su compañía/consola. No creo que haga falta que nos centremos en los amores y odios que surgen con todo este tipo de títulos y los choques que produce entre fans vs enemigos, ¿verdad?

Pero vayamos al juego que es lo que nos interesa a nosotros como jugadores y no las cifras; eso  para los empresarios y directivos.

El juego cuenta el inicio del meollo de Halo. Es el principio generador de toda esa literatura, cómics y un largo etcétera de pajas mentales surgidas después al calor de este fenómeno. Es el juego (para el que no lo conozca) que presenta todos los personajes y toda la epopeya concluida en Halo 3. Sólo decir que una turbamulta de alienígenas con ínfulas religiosas quiere borrarnos del mapa. Hasta aquí podemos contar de una historia que en la saga irá desarrollándose, con giros y otras sorpresas.

El modo jugable es el mismo de toda la saga: disparos sin parar, saltos imposibles, granadas que vuelan cual aves del paraíso, codazos para quitar enemigos de en medio, espadazos cósmicos, rebotes de locura, vehículos por doquier y una sensación de estar en medio de una batalla de gritos, coces y palos. Maravilloso control de disparo.

Como losa pesada tiene la IA aliada, un bodrio difícil de describir, con movimientos sin sentido, disparos al vacío y otras lindezas. Mención aparte merece el control de los vehículos terrestres con torretas, completamente incontrolables o, al menos, con un control poco intuitivo. A todo esto hay que unir los bugs eternos de la saga, como las caídas de campana (levantando después el coche como si no pesara nada) y otras cosas incomprensibles (como hacer bajar a un soldado del asiento del conductor para ponerte tú y… que desaparezca, con un par. Se había volatilizado). La IA enemiga, por el contrario, siempre ha estado trabajada, con auténticos hijos de puta en los modos más altos de dificultad.

La remasterización gráfica le ha venido muy bien, aunque es igual al Halo Reach. Es un motor que como el de los Call of Duty puede ser resultón, pero que a estas alturas peca ya de desfase, por mucho que sea un juego fluidísimo, sin ralentizaciones, visualmente atractivo y con detalles muy buenos (agua, luz). Como anécdota contar que puede jugarse en clásico y en 3D. Quizá no se puedan recargar más las fases si se quiere mantener su velocidad frenética y su mundo abierto.

El doblaje sigue sin convencer, y eso que creo que es el mismo de siempre. Este doblaje sin mucha chicha, el segundo en español latino… En fin, algo un tanto extraño, lejos de los excelentes Gears of War o la saga Uncharted. Sólo los aliens chiquititos, esos de los sombreros tipo gnomo, aportan algo con sus grititos y frases estilo ewoks. Aunque nos matéis, el que más nos ha gustado ha sido el de Halo 2, porque por lo menos nuestros amigos los dobladores sudamericanos lo viven con su ¡joder! ¡Vamos! Etc.  La otra parte sonora, la BSO, no tiene pegas, y más con la remasterización sufrida. Es un símbolo de la saga, imprescindible, y que dota a cada escena de emoción o épica. Un clásico.

Eso sí, hemos dicho que el modo campaña de los últimos Halo no nos convence, pero no de este Halo, que es el uno, y que junto a su segunda parte son sin duda los mejores Halo. Pero en cuanto al modo online… lo tenemos que repetir: no tiene rival. De verdad, podría venir sólo el online y yo me lo compraba, tanto de este Halo como de los otros. Ahí no falla jamás. Los mapas son Reach con alguna que otra pollada, con los modos típicos de Halo como son duelo por equipos, matchmaking, tiroteo, etc.

Un detalle: este juego es el primer Halo que no está realizado por Bungie sino por 343, los chicos que recogen su testigo y, no deja de ser simbólico, que sea con Halo 1 que, si bien está basado en el de Bungie, es como el bautizo para antes de hacerse con el 4.

En general, un juego recomendadísimo y más a este precio. No sé si saldrá o no un Halo 2 Anniversary, pero merecería la pena si viene tan cuidado como esta versión.

Halo, sobre todo esta primera parte, es un clásico indiscutible de la historia de los videojuegos. Un símbolo más de la industria como pueden ser Sonic o Mario, le pese a quien le pese.

Anuncios

2 Responses to “Halo Anniversary: el Jefe celebra su cumple”


  1. 1 arpiman noviembre 19, 2011 en 9:12 pm

    Pues para mi Halo nunca ha sido nada que me despierte un interes maximo la verdad xD He jugado a toda la saga y las campañas me aburren sobremanera (nunca me entero de nada, todo va muy gñe xD), y el multijugador tiene sus momentazos de diversion pero hay demasiado experto pro que te hace las partidas injugables xD

    Yo este remake/remasterizacion ni me planteo tocarlo, no me interesa lo mas minimo xD eso si, no veo nada mal que se haga ya que le descubrira la saga a muchos jugadores, el problema es que si vende bien seguro que se hace una segunda o incluso tercera entrega (lo que ya seria un cachondeo xD). Donde este Halo Wars que se quite todo xDDDD Un saludicor ^^


  1. 1 El Jefe Maestro is back « Frikadasmil Blog Trackback en diciembre 25, 2012 en 7:29 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: