Especial Películas para el verano (I)

Pues eso, ahora que aprieta el calorcito, que los polos vuelan a nuestras fauces, que los aires acondicionados están a tope, nuestra Ps3 está con los ventiladores todo el rato encendidos, nuestra 360 quemada por la temperatura y nuestro teclado de PC ardiendo, es hora de recomendar cine veraniego.

Quiero decir que hemos escogido un cine donde el argumento está intrínsecamente ligado al verano, donde por una razón u otra, el calor nos atiza en la sien. Sí, sé que podía recomendar algo basado en el Polo Norte, pero como soy un cabrón, os vais a joder sudando viendo cine:

El largo y cálido verano (Martin Ritt, 1958, Color)

Un reparto de lujo (Paul Newman, Orson Welles, Joanne Woodward, Lee Remick y Angela Langsbury) en esta cinta llena de interpretaciones de calidad altísima. Paul Newman es un granjero perseguido por su pasado que intenta probar suerte en la finca del archimillonario y cacique rural Orson Welles. Allí entra en gracia del magnate que intentará, por todos los medios, que su hija Joanne Woodward se case con este aguerrido desconocido, ante los ojos envidiosos y llenos de odio del verdadero heredero, Lee Remick, tildado de blandengue y despreciado por su propio padre. Como curiosidad, decir que Paul Newman y Joanne Woodward fueron matrimonio real y estuvieron juntos durante muchos años.

Comedia sexual de una noche de verano (Woody Allen, 1982, Color)

Comedia del genio neoyorquino en su mejor etapa creativa (no quiero pensar en la actual que me dan ganas de vomitar), tras su Annie Hall, Manhattan, La última noche de Boris Gruchenko o Recuerdos de una estrella. Con su reparto de la época, incluyendo Mia Farrow, y otros grandes actores (destacando, por supuesto, el gran José Ferrer), trata sobre la peripecias de unas parejas que van a pasar un fin de semana en el campo, aprovechando el buen tiempo veraniego. Podéis imaginar lo que ocurre: líos de faldas, equívocos, malentendidos, meriendas campestres que acaban en discusiones… Basada en una película de su admirado Ingmar Bergman (por cierto, uno de los grandes de todos los tiempos) y La regla del juego (de otro crack, Renoir).

El perro rabioso (Akira Kurosawa, 1949, ByN)

Akira Kurosawa, Takashi Shimura, Toshiro Mifune y todos los técnicos y secundarios clásicos del Emperador. Esto ya debería ser motivo para, si no la has visto, lanzarte de cabeza a verla. La historia se desarrolla en un caluroso verano japonés en la que el joven detective de la policía, Toshiro Mifune, pierde su arma reglamentaria a manos de un ladrón. A partir de ahí se cometerán asesinatos con su arma, sintiéndose culpable, por lo que debe pedir ayuda al veterano entre los veteranos, el mítico detective Takashi Shimura. Una de las mejores películas de cine negro de la historia, una obra maestra más (como casi todas las suyas) del gran Akira Kurosawa. Sudor y tiros a partes iguales que no te puedes perder.

Sonatine (Takeshi Kitano, 1993, Color)

No es que sea del verano, pero la playa y los paisajes costeros de Okinawa son los grandes protagonistas. Así que sentiremos el olor a arena y la brisa marinera, asistiremos a festivales de las noches de Okinawa, veremos juegos en la playa (con surrealistas maneras de divertirse), luchas de fuegos artificiales, etc. Aunque esa sea la parte central no olvidemos que forma parte de lo mejor de este director, por lo que la lucha de bandas yakuza, los tiros y las explosiones también están garantizadas. Una joya.

El verano de Kikujiro (Takeshi Kitano, 1999, Color)

Que Takeshi Kitano es uno de los mejores directores de cine de los últimos 25 años lo demuestran, entre otras, películas como esta. Un niño, abandonado por su madre, decide en verano ir a verla acompañado de un amigo de la familia (el propio director, que aquí, como tantas otras veces, hace también de actor). Así asistiremos a la relación entre el niño y el adulto (un tipo un poco loco y violento). No vamos a contar nada, pero a mitad de la película, tras visitar a la madre, tienen que volver de nuevo a la ciudad, pues se acaba el verano. Así, encontrarán en su regreso a distintos personajes que se unirán a sus juegos y diversiones (atención a la divertida escena de la feria de pueblo). En fin, otra maravilla de Takeshi Kitano con una banda sonora inolvidable del genial Joe Hisaishi (sí, exacto, el de los animes xD).

 

Por supuesto, os recomendamos verlas en versión original puesto que escuchar a Paul Newman, Orson Wells, José Ferrer, Takashi Shimura o Toshiro Mifune en otro idioma que no sea el suyo propio es un pecado que al menos los de este blog no estamos dispuestos a cometer. Que las disfrutéis (ya haremos una segunda parte especial películas para el verano).

Anuncios

1 Response to “Especial Películas para el verano (I)”


  1. 1 sone agosto 2, 2011 en 2:00 pm

    Yo, sin pelis de Tiburón, el verano no tiene sentido XD. Antes en cada verano daban toda la saga enterita. Con mala leche, para tener más ganas de ir a la playa XD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: