Metrópolis: ciencia ficción con M mayúscula

Aprovechando que me he comprado el DVD de Metrópolis, voy a escribir unas líneas sobre la misma. Y, si os gusta, os la recomiendo al ciento por ciento.

Lo primero que quiero decir es que esta película la he visto muchas veces. Es más, como existir ya existía una versión en DVD. Entonces, ¿qué pasa con esta nueva edición? ¿Es una reedición? No, no lo es. Es la película extendida en Blu-Ray y DVD de un metraje que se creía perdido. Resulta que esta película se proyectó en algunos cines completa (en la premier alemana incluso con más metraje aún, ya perdido) y en otros cines, incompleta. La versión completa internacional estaba perdida hasta que se ha encontrado en Buenos Aires, en el quinto coño (con respecto a Alemania, digo) hace un par de años. Por eso se ha restaurado por completo el máximo de su metraje (otras partes de la película no tienen mucha calidad por la imposibilidad de hacerlo), y se ha editado por fin completa.

Mis tres películas de Ciencia-Ficción favoritas, las que componen la trilogía de Blade Runner (Ridley Scott), 2001: una odisea del espacio (Stanley Kubrick) y Metrópolis (Fritz Lang), tienen algunas cosas en común. La primera de esas cosas en común es que, y aún siendo ya veteranas, tienen efectos especiales que supusieron una revolución en su momento y que a día de hoy todavía sorprenden. Lo segundo, es que fueron semi fracasos, puesto que Metrópolis costó cinco millones de marcos y recaudó en sus primeras semanas apenas 17.000, que Blade Runner costó un ojo de la cara y pasó sin pena ni gloria por la taquilla y que 2001, sólo al final de su estreno empezó a cosechar éxitos económicos. La tercera cosa en común es que en las tres los robots son seres que se llegan a rebelar y crean la confusión en el  mundo humano.

Podéis ver más de estas y otras películas en el vídeo que dedicamos en el Blog a una selección de películas de Ciencia Ficción aquí.

La película está dirigida por Fritz Lang, uno de los mejores directores de la historia del cine, con títulos como M el vampiro de Düsselhorf, Sólo se vive una vez, La mujer del cuadro, Los Sobornados, Los contrabandistas de Moonflet… Contrario al nazismo, vivió entre Alemania, Francia y EEUU, donde se hizo mundialmente conocido. Representa una de las mejores épocas de la historia del cine, la etapa alemana, culmen del género cinematográfico. En una época como la actual donde un porcentaje importante de directores y actores europeos a lo único que se dedican es a cobrar subvenciones, rodar mierdas y llorar mucho de que “los americanos tiene mucha pasta, papá caca”, es hora de recordar este liderazgo auténtico tanto en talento como en presupuesto del cine europeo.

Para terminar, como anécdota, decir que esta película pertenece a la humanidad. Sí, como habéis leído: es una película patrimonio de la humanidad por la UNESCO (Naciones Unidas).

Una película para ver y paladear, que demuestra que el cine es el gran arte del siglo XXI (pero éste, ojo, abstenerse Michael Bays y demás basurillas).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: